Achim, 46 años.

“¡No querría volver a estar sin oír!”

Tuve problemas de audición desde una edad temprana, por lo que me tuvieron que realizar varias intervenciones quirúrgicas. En el 2007 desarrollé colesteatoma en el oído derecho; el colesteatoma fue eliminado, pero quedé prácticamente sordo tras la operación. En ese momento no tenía conocimiento de los implantes auditivos y los audífonos convencionales no eran apropiados para mi tipo de hipoacusia. En consecuencia, mi vida cambió drásticamente y perdí todas mis perspectivas de futuro. Debido a mi limitación para poder comunicarme, los problemas surgieron tanto en el ámbito personal como laboral, lo que supuso una enorme carga para mí.

Al fin, un compañero de trabajo me habló de las opciones de tratamiento con los implantes auditivos. Tras realizar algunas averiguaciones en la Universidad de Ulm, tuve conocimiento del VIBRANT SOUNDBRIDGE. Al instante quedé convencido de esta solución de implante auditivo. Como ya había pasado por varias intervenciones, no tuve miedo al procedimiento de implantación. Creo que hay que concentrarse en las cosas positivas y que todo iría mejor tras la operación.

Las siguientes seis semanas entre la implantación y la activación fueron realmente emocionantes. No sabía qué esperar, lo que oiría, qué voces percibiría y cómo éstas sonarían. ¡El momento de la activación fue sencillamente increíble!

Tras un rápido ajuste, salí a la calle para hacerme una idea de lo que sería. Oía las voces de la gente como si estuvieran muy cerca de mí. Antes, sólo era capaz de oír a la gente si estaba muy cerca de mí.

¡Ahora podía incluso oírla al otro lado de la calle! ¡Fue tan sorprendente!
Estoy tan agradecido por haber recobrado mi sentido de la audición. Tanto en el ámbito laboral como personal, todo vuelve a funcionar con normalidad.

Después de algún tiempo con el implante, decidí también realizarme otra implantación en el otro lado. Una vez realizada experimenté un gran momento. Conseguí recuperar mi equilibrio interior, lo que me hace muy feliz.

Cualquiera que esté considerando recibir un implante, ¡lo aliento verdaderamente a ello!
¡No querría volver a estar sin oír!
 
 

© 2017 MED-EL