Manon

El uso de VIBRANT SOUNDBRIDGE permite
a Manon mejorar su práctica musical

Cuando tenía 9 años comencé a asistir a clases de flauta en el conservatorio. También aprendí a tocar la corneta y el trombón. En un curso para jóvenes músicos, obtuve el segundo puesto, y a la edad de 16 años completé con éxito mi formación en dirección de orquesta. No puedo imaginar la vida sin la música.

A los 18 años, cuando empecé mi formación, recibí mis primeros audífonos. Este fue el final de mi carrera musical. Durante mucho tiempo, traté de vivir sin los audífonos, y vivía mi vida cotidiana con una audición deficiente, hasta que se acabó. Tuve que dejar mi orquesta y abandonar muchas otras cosas.

Después de mudarme a un nuevo lugar, entré como primer trombón en una importante orquesta en Neuenkirchen en 1997. Sin embargo, mi audición empeoró, y ya no podía seguir las indicaciones y explicaciones del director. Una vez más, recibí los audífonos convencionales. Me permitieron escuchar mucho más, pero no me permitían tocar música, sin mencionar que dirigir una orquesta era algo absolutamente imposible.

Finalmente recibí mi Soundbridge en el año 2002. Seis meses después recibí el implante en el otro oído, y ahora puedo seguir con mi vida tal como lo hacía antes. Puedo tocar música y trabajar como directora suplente en mi orquesta en Neuenkirchen.

Heiko, el director de la orquesta, también demuestra su entusiasmo con respecto a mis dispositivos auditivos de alta tecnología: “Desde que usa los Soundbridge, Manon se ha integrado aún mejor en nuestra orquesta. Ella ajusta muy bien el volumen y su entonación es excelente. Ha mejorado aún más desde que tiene sus implantes Soundbridge y su contribución es muy positiva para la orquesta.”

© 2017 MED-EL